El informe sobre Deutsche Telekom oculta la política antisindical de la empresa en EE.UU.

6. Juli 2011: El informe anual sobre responsabilidad social corporativa de Deutsche Telekom, publicado ayer, oculta la verdad sobre la agresiva campaña antisindical que está llevando a cabo en su filial T-Mobile EE.UU., demoliendo así su pretendido liderazgo en el ámbito de la responsabilidad social. El informe menciona el compromiso de Deutsche Telekom con las normas de la OIT, la OCDE y del Pacto Mundial de la ONU, pero excluye toda referencia a los problemas que enfrentan sus numerosos trabajadores de EE.UU. a quienes la empresa está haciendo todo lo posible para impedirles toda afiliación sindical.

„Alemania ha sido una voz poderosa en favor de las normas de la OIT en el G20 y en otros lugares, pero tenemos una empresa en la que el Gobierno alemán es el accionista mayoritario y que está violando activa y deliberadamente estos mismos derechos en las actividades que realiza en el extranjero“, afirmó la Secretaria General de la CSI Sharan Burrow.

La dirección de T-Mobile EE.UU., con el respaldo de su empresa matriz alemana, ha contratado a abogados especializados en prácticas antisindicales para bloquear los intentos de los trabajadores y trabajadoras de ser representados por el sindicato CWA (Communication Workers of America). El sitio web de una de estas firmas de abogados anuncia abiertamente que se especializa en „evitar toda actividad sindical“, citando a T-Mobile como un „cliente al que representa con frecuencia“.

La empresa ha puesto en marcha una serie de tácticas legales para aplazar y frustrar los procesos electorales en el Consejo Nacional de Relaciones Laborales de EE.UU., en lugar de aceptar simplemente el deseo de los trabajadores de ser representados por un sindicato, tal como lo permite la ley estadounidense. Asimismo, últimamente se ha hecho asistir a grupos de trabajadores en calidad de “público cautivo” a reuniones organizadas por la dirección (las más recientes se celebraron en Connecticut y Nueva York) para convencerlos de que cambien su decisión de afiliarse al sindicato. Hasta la fecha, los esfuerzos del CWA para conseguir que la dirección de T-Mobile desista de su campaña antisindical no han tenido éxito, ni tampoco lo han tenido las conversaciones entabladas con la empresa matriz alemana.

„Yo estaba con los trabajadores de T-Mobile EE.UU. en Long Island cuando firmaron sus tarjetas de miembros sindicales“, señaló el Secretario General de UNI, Philip Jennings. „Si estos trabajadores hubieran estado en Alemania, su afiliación sindical habría sido automática, pero la dirección de T-Mobile EE.UU. ha lanzado una feroz campaña de intimidación para mantener sus lugares de trabajo sin organización sindical y atemorizar a los trabajadores para evitar que luchen por sus derechos.“

En los EE.UU., la representación sindical queda establecida solamente cuando la mayoría de los trabajadores de un determinado lugar de trabajo indican que la desean. Las empresas pueden reconocer voluntariamente al sindicato, o insistir en celebrar una votación secreta supervisada por el Consejo Nacional de Relaciones Laborales. Este Consejo ha anunciado recientemente sus planes para simplificar los procedimientos, precisamente para evitar el tipo de tácticas utilizadas por T-Mobile.

"T-Mobile está utilizando maniobras legales para aplazar una votación de reconocimiento sindical con el fin de dar tiempo a sus expertos antisindicales para que atemoricen a los trabajadores y hacer que opten por no participar en el sindicato. Deutsche Telekom tiene un historial decente en lo que se refiere a los derechos sindicales en Alemania, pero ha optado por apoyar la franca violación de las normas internacionales relativas a la libertad sindical de su filial en EE.UU. Esperamos más de un protagonista mundial tan importante”, aseveró Sharan Burrow.

UNI, la federación sindical internacional de los trabajadores y trabajadoras en el sector terciario privado, y la CSI se han unido con el CWA, el sindicato alemán ver.di y los demás sindicatos del mundo que representan a trabajadores de T-Mobile para garantizar que la empresa matriz Deutsche Telekom respete los derechos de los trabajadores en todos los lugares donde opera.

Para más información, consulte: www.weexpectbetter.org