El mundo está observando, el movimineto sindical internacional retoma la campaña T-Mobile

Comunicado de prensa de CWA

4. März 2011: Cuando Communications Workers of America y ver.di, el sindicato alemán que representa a dos millones de trabajadores, incluidos los trabajadores de telecomunicaciones de Deutsche Telekom y T-Mobile, anunció la formación de TU, creó con ello un audaz e innovador sindicato global que está trabajando para poner fin a la discriminación contra los trabajadores de T-Mobile EE.UU. y otras filiales de Deutsche Telekom. Los trabajadores de T-Mobile de ambos países pertenecen a TU y juntos dejarían oír una poderosa voz en la empresa.

Desde entonces, miles de trabajadores y trabajadoras alemanes de T-Mobile se han levantado para apoyar a sus compañeros de EE.UU. y han pedido a Deutsche Telekom que ponga fin a su doble moral, según la cual apoya los derechos de los trabajadores en Europa, pero se opone frontalmente a ellos en los Estados Unidos.

Ahora, el mundo entero se ha unido a la campaña. El movimiento sindical internacional, la Confederación Sindical Internacional, ha anunciado el lanzamiento de una importante campaña mundial para convencer a Deutsche Telekom de poner fin a la discriminación antisindical y permitir que los trabajadores de T-Mobile EE.UU. ejerzan el derecho a afiliarse a un sindicato de su elección.

Deutsche Telekom se ha negado repetidamente a parar la campaña antisindical a la que se libra T-Mobile EE.UU. „Esperamos más de Deutsche Telekom“, dijo la Secretaria General de la CSI, Sharan Burrow. "Con operaciones en 50 países, la empresa ha establecido relaciones sindicales con gran parte de sus trabajadores. Sin embargo, en los EE.UU., en particular, la empresa incumple flagrantemente su responsabilidad de mostrarse neutral ante los sindicatos, y trata de mantenerlos lejos de sus lugares de trabajo. Simplemente estamos pidiendo a Deutsche Telekom que respete los derechos fundamentales de todos los que trabajan para ella en el mundo entero, de conformidad con las normas jurídicas internacionales”.

La determinación de T-Mobile para impedir que los trabajadores se afilien a un sindicato ha incluido la contratación de especialistas antisindicales en los EE.UU., la intimidación y el acoso, e incluso el despido de los partidarios del sindicato. El pasado mes de septiembre se revelaron pruebas pormenorizadas de la campaña antisindical en un informe especial publicado por Human Rights Watch. El informe „... detalla la forma en que algunas empresas multinacionales europeas han llevado a cabo campañas agresivas para impedir a los trabajadores de los Estados Unidos organizarse y entablar negociación colectiva, violando las normas internacionales y, a menudo, las leyes laborales estadounidenses“.

„Nuestro mensaje a Deutsche Telekom es el siguiente: Estamos cansados de la imagen de cooperación en Alemania y del palo de intransigencia en Estados Unidos. El movimiento sindical internacional espera más. Esperamos que Deutsche Telekom cumpla la norma que se ha fijado en Alemania: el respeto de los derechos de los trabajadores”, afirmó el Presidente de CWA, Larry Cohen.“Con todo el mundo dispuesto a hacer retroceder a Deutsche Telekom, sabemos que los trabajadores de T-Mobile EE.UU. conseguirán tener la voz del sindicato que desean", señaló.

Ado Wilhelm, director de división de comunicaciones móviles del sindicato alemán ver.di, afirmó „el pueblo alemán está sorprendido de que una empresa emblemática como Deutsche Telekom se permita semejante discriminación antisindical y mala conducta.“

A partir de esta semana, vallas publicitarias y otros anuncios publicitarios se propagarán en varias ciudades donde opera T-Mobile EE.UU., como Richmond, Virginia, Allentown, Pensilvania, Salem, Oregón, y muchos lugares más.