Un nuevo informe de la CSI demuestra que los efectos de la segunda oleada de la crisis mundial golpea especialmente a las mujeres

8. März 2011: Un informe especial de la CSI sobre las mujeres y el trabajo precario, publicado con motivo del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, incluyó el testimonio de una trabajadora de T-Mobile EE.UU. que muestra en qué forma la estrategia de la empresa para evitar al sindicato incrementa el estrés y la incertidumbre en el lugar de trabajo

En uno de los estudios de caso que figuran en el informe, una mujer empleada por T-Mobile USA, una filial propiedad al 100 % del gigante alemán Deutsche Telekom, describe cómo las actividades antisindicales de la empresa repercuten en su vida profesional y familiar, una pauta que se repite en toda la plantilla de T-Mobile USA, de casi 40.000 personas.

“Los gobiernos tienen responsabilidades, pero los empleadores también. Las grandes empresas multinacionales como Deutsche Telekom, que respetan los derechos sindicales en su país de origen, Alemania, pero no en su filial estadounidense, deberían asegurar que los empleos que ofrecen son decentes y seguros, y que se respeten plenamente los derechos de todos sus trabajadores. Esperamos que den el ejemplo,” declaró Burrow.

La CSI destacó este caso como un ejemplo de la forma en que algunas empresas multinacionales no respetan las normas internacionales del trabajo para todos sus trabajadores y trabajadoras.